Si usted tiene algun diseño que quiera que igualemos por favor de enviarlo por este conducto

1198 E 9th St, Mission, TX 78572

956-600-7228

Tamaulipas 845, Valle Hermoso Centro, 87500

Valle Hermoso, Tamps., Mexico

894 842 0605

Submitting Form...

The server encountered an error.

Form received.

“El Dulce Sabor Del Hogar”

 

Un rico pastel es la culminación de un gran amor y la delicada atención al arte que se debe, pensando sola y únicamente en la satisfacción de aquellas personas que lo van a disfrutar.

 

Nuestra historia tuvo su inicio en el año de 1960 en la hermosa ciudad de Valle Hermoso Tamps. Desde las instalaciones de su hogar, con solo sus dos manos mi abuela, Anabel Chapa de Maldonado, solitariamente se puso a formar la base que abrió el camino a lo que hoy en día ha logrado ser nuestro amado patrimonio de pastelerías. Y lo hizo jamás pensando que ella estaba sembrando la delicada semilla que con mucho amor hoy nos florece y nos lleva.

 

Años después mi madre, Blanca Alicia Maldonado de Garcia, la quinta de siete hijos, fué la que decidió seguir con la humilde tradición de mi querida abuelita. Al casarse en el año de 1980 se mudó al estado de Tamaulipas en Valle Hermoso Mèxico. Fue ahí, en Valle Hermoso, donde aún detrás de los años en 1981 nació el nombre de Pasteles Blankita. Con su nuevo nombre y con el paso de el tiempo, mi madre fué formando e implementando gran diferencia en sus pasteles. Experimentando con diferentes sabores de pasteles, mezclando y combinando sus diferentes recetas propias, hasta lograr perfeccionar los sabores que hoy en día se han llegado a conocer en nuestros establecimientos. Otro logro entre tantos que surgió a manos de mi madre, es la creación de su betún de cream cheese. Es uno de los ingredientes inigualables que nos distingue de las demás pastelerías, y sin duda una de las mayores razones por lo que somos visitados por nuestros clientes. La combinación de la delicada dedicación y los esfuerzos de mi madre es lo que empieza una gira que nos logra el reconocimiento por toda la República de México y el valle de Texas. Mi madre es la plena definición de lo que se puede lograr cuando uno tiene un sueño en su corazón y las ganas de lograrlo. Nuestras pastelerías jamás hubieran llegado a ser el patrimonio que somos hoy en día, sin sus talentos que nos han apoyado a lograr hasta lo imposible. Nuestra fama se debe, la mayor parte, a ella y todos sus esfuerzos. Te adoramos sin fin manita!

 

A lo largo de los años, rodeada de pasteles toda mi vida. Yo, Alejandra Garcia, la hija mayor de tres hermanos, decidí también seguir con la tradición familiar que tanto nos ha dado la  felicidad de servir a nuestro fiel y querido público. Con una desarrollada carrera de diseño en modas empezé hace cinco años desde mi casa también a hacer mis propias creaciones de ricos pasteles, igual a mi madre y a mí abuelita. Y ahora, gracias a todo a lo que se debe tengo mi propio establecimiento ubicado en la cuidad de Mission Texas. Gracias al trabajo de mi madre, sus 35 años de dedicación y experiencia, con su largo alcance por el valle de Texas empezamos Ella y yo juntas, con la misma dedicación de siempre, a darle mayor reconocimiento al nombre de Pasteles Blankita.

 

Lo que hacen nuestras sucursales de Pasteles Blankita una empresa fuerte, en parte, se debe a que todos manejamos nuestros establecimientos con las mismas metas en común. Somos una familia unida que vivimos solo para crear los mas deliciosos pasteles en cada sentido de la palabra. Mi hermana menor Ángela García, con el apoyo y asistencia de nuestro hermano Rodolfo García, se está posicionado con la ayuda de nuestra madre a tomar el control de nuestra sucursal en Valle Hermoso México.

 

Para concluir, pero definitivamente no dejando atrás, la historia de nuestra tradición familiar no sería completa sin también mencionar el nombre de el  hombre que ha sido nuestro pilar de fortaleza durante los largos años. Nuestro padre, proveedor, confidente, y fiel amigo de cada uno de nosotros, Rodolfo García. Sin el, no hubiéramos podido alcanzar las alturas que hemos llegado a tocar. Su fuerza, su inteligencia, su sabiduría, y su apoyo incondicional, han sido una parte integral en el crecimiento de Pasteles Blankita. Simplemente no nos quedan las palabras suficientes para dedicarle el honor que realmente se merece; infinitamente agradecidos por todo lo que hace por nosotros. Muchas gracias papá! Qué bonito en verdad es ser parte de una tradición, con una dedicación familiar, que no se compara con otra! Damos gracias a Dios por ser tan bendecidos, tan grandemente!

 

Desde ese destinado entonces en 1960, por tres generaciones, nos hemos dirigido con sola una meta en mente. De crear los pasteles que marcan la diferencia en el mundo de pasteles. Hemos logrado ser el patrimonio que sirve a nuestros clientes, no solo con el arte mas rico que uno a probado. Si no también, con la atención individual que cada uno de ellos se merece. Y lo hacemos todo con un cariño que nos nace desde lo más profundo de nuestros corazones. Y lo hacemos por tí.

 

 

 

Cuando saboreas uno de nuestros pasteles no solamente estas disfrutando del rico pastel. Estas disfrutando la culminación de generaciones de labor dedicados a lo nuestro. Con el solo fin de crear una magnífica obra, que le da nueva vida a tus cinco sentidos! El resultado, es algo que tienes que experimentar por tí mismo. Te aseguramos que el primer pastel no será tu último! Así es que ven a visitarnos a Pasteles Blankita a cualquiera de nuestros establecimientos y date la satisfacción de probar el dulce sabor del hogar!

 

 

Con mucho cariño, y de parte de todos nosotros en Pasteles Blankita, te esperamos. Y estamos para servirte.

Copyright © 2016. Pasteles Blankita. All rights reserved.   Design by

“El Dulce Sabor Del Hogar”

 

Un rico pastel es la culminación de un gran amor y la delicada atención al arte que se debe, pensando sola y únicamente en la satisfacción de aquellas personas que lo van a disfrutar.

 

Nuestra historia tuvo su inicio en el año de 1960 en la hermosa ciudad de Valle Hermoso Tamps. Desde las instalaciones de su hogar, con solo sus dos manos mi abuela, Anabel Chapa de Maldonado, solitariamente se puso a formar la base que abrió el camino a lo que hoy en día ha logrado ser nuestro amado patrimonio de pastelerías. Y lo hizo jamás pensando que ella estaba sembrando la delicada semilla que con mucho amor hoy nos florece y nos lleva.

 

Años después mi madre, Blanca Alicia Maldonado de Garcia, la quinta de siete hijos, fué la que decidió seguir con la humilde tradición de mi querida abuelita. Al casarse en el año de 1980 se mudó al estado de Tamaulipas en Valle Hermoso Mèxico. Fue ahí, en Valle Hermoso, donde aún detrás de los años en 1981 nació el nombre de Pasteles Blankita. Con su nuevo nombre y con el paso de el tiempo, mi madre fué formando e implementando gran diferencia en sus pasteles. Experimentando con diferentes sabores de pasteles, mezclando y combinando sus diferentes recetas propias, hasta lograr perfeccionar los sabores que hoy en día se han llegado a conocer en nuestros establecimientos. Otro logro entre tantos que surgió a manos de mi madre, es la creación de su betún de cream cheese. Es uno de los ingredientes inigualables que nos distingue de las demás pastelerías, y sin duda una de las mayores razones por lo que somos visitados por nuestros clientes. La combinación de la delicada dedicación y los esfuerzos de mi madre es lo que empieza una gira que nos logra el reconocimiento por toda la República de México y el valle de Texas. Mi madre es la plena definición de lo que se puede lograr cuando uno tiene un sueño en su corazón y las ganas de lograrlo. Nuestras pastelerías jamás hubieran llegado a ser el patrimonio que somos hoy en día, sin sus talentos que nos han apoyado a lograr hasta lo imposible. Nuestra fama se debe, la mayor parte, a ella y todos sus esfuerzos. Te adoramos sin fin manita!

 

A lo largo de los años, rodeada de pasteles toda mi vida. Yo, Alejandra Garcia, la hija mayor de tres hermanos, decidí también seguir con la tradición familiar que tanto nos ha dado la  felicidad de servir a nuestro fiel y querido público. Con una desarrollada carrera de diseño en modas empezé hace cinco años desde mi casa también a hacer mis propias creaciones de ricos pasteles, igual a mi madre y a mí abuelita. Y ahora, gracias a todo a lo que se debe tengo mi propio establecimiento ubicado en la cuidad de Mission Texas. Gracias al trabajo de mi madre, sus 35 años de dedicación y experiencia, con su largo alcance por el valle de Texas empezamos Ella y yo juntas, con la misma dedicación de siempre, a darle mayor reconocimiento al nombre de Pasteles Blankita.

 

Lo que hacen nuestras sucursales de Pasteles Blankita una empresa fuerte, en parte, se debe a que todos manejamos nuestros establecimientos con las mismas metas en común. Somos una familia unida que vivimos solo para crear los mas deliciosos pasteles en cada sentido de la palabra. Mi hermana menor Ángela García, con el apoyo y asistencia de nuestro hermano Rodolfo García, se está posicionado con la ayuda de nuestra madre a tomar el control de nuestra sucursal en Valle Hermoso México.

 

Para concluir, pero definitivamente no dejando atrás, la historia de nuestra tradición familiar no sería completa sin también mencionar el nombre de el  hombre que ha sido nuestro pilar de fortaleza durante los largos años. Nuestro padre, proveedor, confidente, y fiel amigo de cada uno de nosotros, Rodolfo García. Sin el, no hubiéramos podido alcanzar las alturas que hemos llegado a tocar. Su fuerza, su inteligencia, su sabiduría, y su apoyo incondicional, han sido una parte integral en el crecimiento de Pasteles Blankita. Simplemente no nos quedan las palabras suficientes para dedicarle el honor que realmente se merece; infinitamente agradecidos por todo lo que hace por nosotros. Muchas gracias papá! Qué bonito en verdad es ser parte de una tradición, con una dedicación familiar, que no se compara con otra! Damos gracias a Dios por ser tan bendecidos, tan grandemente!

 

Desde ese destinado entonces en 1960, por tres generaciones, nos hemos dirigido con sola una meta en mente. De crear los pasteles que marcan la diferencia en el mundo de pasteles. Hemos logrado ser el patrimonio que sirve a nuestros clientes, no solo con el arte mas rico que uno a probado. Si no también, con la atención individual que cada uno de ellos se merece. Y lo hacemos todo con un cariño que nos nace desde lo más profundo de nuestros corazones. Y lo hacemos por tí.

 

 

 

Cuando saboreas uno de nuestros pasteles no solamente estas disfrutando del rico pastel. Estas disfrutando la culminación de generaciones de labor dedicados a lo nuestro. Con el solo fin de crear una magnífica obra, que le da nueva vida a tus cinco sentidos! El resultado, es algo que tienes que experimentar por tí mismo. Te aseguramos que el primer pastel no será tu último! Así es que ven a visitarnos a Pasteles Blankita a cualquiera de nuestros establecimientos y date la satisfacción de probar el dulce sabor del hogar!

 

 

Con mucho cariño, y de parte de todos nosotros en Pasteles Blankita, te esperamos. Y estamos para servirte.

“El Dulce Sabor Del Hogar”

 

Un rico pastel es la culminación de un gran amor y la delicada atención al arte que se debe, pensando sola y únicamente en la satisfacción de aquellas personas que lo van a disfrutar.

 

Nuestra historia tuvo su inicio en el año de 1960 en la hermosa ciudad de Valle Hermoso Tamps. Desde las instalaciones de su hogar, con solo sus dos manos mi abuela, Anabel Chapa de Maldonado, solitariamente se puso a formar la base que abrió el camino a lo que hoy en día ha logrado ser nuestro amado patrimonio de pastelerías. Y lo hizo jamás pensando que ella estaba sembrando la delicada semilla que con mucho amor hoy nos florece y nos lleva.

 

Años después mi madre, Blanca Alicia Maldonado de Garcia, la quinta de siete hijos, fué la que decidió seguir con la humilde tradición de mi querida abuelita. Al casarse en el año de 1980 se mudó al estado de Tamaulipas en Valle Hermoso Mèxico. Fue ahí, en Valle Hermoso, donde aún detrás de los años en 1981 nació el nombre de Pasteles Blankita. Con su nuevo nombre y con el paso de el tiempo, mi madre fué formando e implementando gran diferencia en sus pasteles. Experimentando con diferentes sabores de pasteles, mezclando y combinando sus diferentes recetas propias, hasta lograr perfeccionar los sabores que hoy en día se han llegado a conocer en nuestros establecimientos. Otro logro entre tantos que surgió a manos de mi madre, es la creación de su betún de cream cheese. Es uno de los ingredientes inigualables que nos distingue de las demás pastelerías, y sin duda una de las mayores razones por lo que somos visitados por nuestros clientes. La combinación de la delicada dedicación y los esfuerzos de mi madre es lo que empieza una gira que nos logra el reconocimiento por toda la República de México y el valle de Texas. Mi madre es la plena definición de lo que se puede lograr cuando uno tiene un sueño en su corazón y las ganas de lograrlo. Nuestras pastelerías jamás hubieran llegado a ser el patrimonio que somos hoy en día, sin sus talentos que nos han apoyado a lograr hasta lo imposible. Nuestra fama se debe, la mayor parte, a ella y todos sus esfuerzos. Te adoramos sin fin manita!

 

A lo largo de los años, rodeada de pasteles toda mi vida. Yo, Alejandra Garcia, la hija mayor de tres hermanos, decidí también seguir con la tradición familiar que tanto nos ha dado la  felicidad de servir a nuestro fiel y querido público. Con una desarrollada carrera de diseño en modas empezé hace cinco años desde mi casa también a hacer mis propias creaciones de ricos pasteles, igual a mi madre y a mí abuelita. Y ahora, gracias a todo a lo que se debe tengo mi propio establecimiento ubicado en la cuidad de Mission Texas. Gracias al trabajo de mi madre, sus 35 años de dedicación y experiencia, con su largo alcance por el valle de Texas empezamos Ella y yo juntas, con la misma dedicación de siempre, a darle mayor reconocimiento al nombre de Pasteles Blankita.

 

Lo que hacen nuestras sucursales de Pasteles Blankita una empresa fuerte, en parte, se debe a que todos manejamos nuestros establecimientos con las mismas metas en común. Somos una familia unida que vivimos solo para crear los mas deliciosos pasteles en cada sentido de la palabra. Mi hermana menor Ángela García, con el apoyo y asistencia de nuestro hermano Rodolfo García, se está posicionado con la ayuda de nuestra madre a tomar el control de nuestra sucursal en Valle Hermoso México.

 

Para concluir, pero definitivamente no dejando atrás, la historia de nuestra tradición familiar no sería completa sin también mencionar el nombre de el  hombre que ha sido nuestro pilar de fortaleza durante los largos años. Nuestro padre, proveedor, confidente, y fiel amigo de cada uno de nosotros, Rodolfo García. Sin el, no hubiéramos podido alcanzar las alturas que hemos llegado a tocar. Su fuerza, su inteligencia, su sabiduría, y su apoyo incondicional, han sido una parte integral en el crecimiento de Pasteles Blankita. Simplemente no nos quedan las palabras suficientes para dedicarle el honor que realmente se merece; infinitamente agradecidos por todo lo que hace por nosotros. Muchas gracias papá! Qué bonito en verdad es ser parte de una tradición, con una dedicación familiar, que no se compara con otra! Damos gracias a Dios por ser tan bendecidos, tan grandemente!

 

Desde ese destinado entonces en 1960, por tres generaciones, nos hemos dirigido con sola una meta en mente. De crear los pasteles que marcan la diferencia en el mundo de pasteles. Hemos logrado ser el patrimonio que sirve a nuestros clientes, no solo con el arte mas rico que uno a probado. Si no también, con la atención individual que cada uno de ellos se merece. Y lo hacemos todo con un cariño que nos nace desde lo más profundo de nuestros corazones. Y lo hacemos por tí.

 

 

 

Cuando saboreas uno de nuestros pasteles no solamente estas disfrutando del rico pastel. Estas disfrutando la culminación de generaciones de labor dedicados a lo nuestro. Con el solo fin de crear una magnífica obra, que le da nueva vida a tus cinco sentidos! El resultado, es algo que tienes que experimentar por tí mismo. Te aseguramos que el primer pastel no será tu último! Así es que ven a visitarnos a Pasteles Blankita a cualquiera de nuestros establecimientos y date la satisfacción de probar el dulce sabor del hogar!

 

 

Con mucho cariño, y de parte de todos nosotros en Pasteles Blankita, te esperamos. Y estamos para servirte.

“El Dulce Sabor Del Hogar”

 

Un rico pastel es la culminación de un gran amor y la delicada atención al arte que se debe, pensando sola y únicamente en la satisfacción de aquellas personas que lo van a disfrutar.

 

Nuestra historia tuvo su inicio en el año de 1960 en la hermosa ciudad de Valle Hermoso Tamps. Desde las instalaciones de su hogar, con solo sus dos manos mi abuela, Anabel Chapa de Maldonado, solitariamente se puso a formar la base que abrió el camino a lo que hoy en día ha logrado ser nuestro amado patrimonio de pastelerías. Y lo hizo jamás pensando que ella estaba sembrando la delicada semilla que con mucho amor hoy nos florece y nos lleva.

 

Años después mi madre, Blanca Alicia Maldonado de Garcia, la quinta de siete hijos, fué la que decidió seguir con la humilde tradición de mi querida abuelita. Al casarse en el año de 1980 se mudó al estado de Tamaulipas en Valle Hermoso Mèxico. Fue ahí, en Valle Hermoso, donde aún detrás de los años en 1981 nació el nombre de Pasteles Blankita. Con su nuevo nombre y con el paso de el tiempo, mi madre fué formando e implementando gran diferencia en sus pasteles. Experimentando con diferentes sabores de pasteles, mezclando y combinando sus diferentes recetas propias, hasta lograr perfeccionar los sabores que hoy en día se han llegado a conocer en nuestros establecimientos. Otro logro entre tantos que surgió a manos de mi madre, es la creación de su betún de cream cheese. Es uno de los ingredientes inigualables que nos distingue de las demás pastelerías, y sin duda una de las mayores razones por lo que somos visitados por nuestros clientes. La combinación de la delicada dedicación y los esfuerzos de mi madre es lo que empieza una gira que nos logra el reconocimiento por toda la República de México y el valle de Texas. Mi madre es la plena definición de lo que se puede lograr cuando uno tiene un sueño en su corazón y las ganas de lograrlo. Nuestras pastelerías jamás hubieran llegado a ser el patrimonio que somos hoy en día, sin sus talentos que nos han apoyado a lograr hasta lo imposible. Nuestra fama se debe, la mayor parte, a ella y todos sus esfuerzos. Te adoramos sin fin manita!

 

A lo largo de los años, rodeada de pasteles toda mi vida. Yo, Alejandra Garcia, la hija mayor de tres hermanos, decidí también seguir con la tradición familiar que tanto nos ha dado la  felicidad de servir a nuestro fiel y querido público. Con una desarrollada carrera de diseño en modas empezé hace cinco años desde mi casa también a hacer mis propias creaciones de ricos pasteles, igual a mi madre y a mí abuelita. Y ahora, gracias a todo a lo que se debe tengo mi propio establecimiento ubicado en la cuidad de Mission Texas. Gracias al trabajo de mi madre, sus 35 años de dedicación y experiencia, con su largo alcance por el valle de Texas empezamos Ella y yo juntas, con la misma dedicación de siempre, a darle mayor reconocimiento al nombre de Pasteles Blankita.

 

Lo que hacen nuestras sucursales de Pasteles Blankita una empresa fuerte, en parte, se debe a que todos manejamos nuestros establecimientos con las mismas metas en común. Somos una familia unida que vivimos solo para crear los mas deliciosos pasteles en cada sentido de la palabra. Mi hermana menor Ángela García, con el apoyo y asistencia de nuestro hermano Rodolfo García, se está posicionado con la ayuda de nuestra madre a tomar el control de nuestra sucursal en Valle Hermoso México.

 

Para concluir, pero definitivamente no dejando atrás, la historia de nuestra tradición familiar no sería completa sin también mencionar el nombre de el  hombre que ha sido nuestro pilar de fortaleza durante los largos años. Nuestro padre, proveedor, confidente, y fiel amigo de cada uno de nosotros, Rodolfo García. Sin el, no hubiéramos podido alcanzar las alturas que hemos llegado a tocar. Su fuerza, su inteligencia, su sabiduría, y su apoyo incondicional, han sido una parte integral en el crecimiento de Pasteles Blankita. Simplemente no nos quedan las palabras suficientes para dedicarle el honor que realmente se merece; infinitamente agradecidos por todo lo que hace por nosotros. Muchas gracias papá! Qué bonito en verdad es ser parte de una tradición, con una dedicación familiar, que no se compara con otra! Damos gracias a Dios por ser tan bendecidos, tan grandemente!

 

Desde ese destinado entonces en 1960, por tres generaciones, nos hemos dirigido con sola una meta en mente. De crear los pasteles que marcan la diferencia en el mundo de pasteles. Hemos logrado ser el patrimonio que sirve a nuestros clientes, no solo con el arte mas rico que uno a probado. Si no también, con la atención individual que cada uno de ellos se merece. Y lo hacemos todo con un cariño que nos nace desde lo más profundo de nuestros corazones. Y lo hacemos por tí.

 

 

 

Cuando saboreas uno de nuestros pasteles no solamente estas disfrutando del rico pastel. Estas disfrutando la culminación de generaciones de labor dedicados a lo nuestro. Con el solo fin de crear una magnífica obra, que le da nueva vida a tus cinco sentidos! El resultado, es algo que tienes que experimentar por tí mismo. Te aseguramos que el primer pastel no será tu último! Así es que ven a visitarnos a Pasteles Blankita a cualquiera de nuestros establecimientos y date la satisfacción de probar el dulce sabor del hogar!

 

 

Con mucho cariño, y de parte de todos nosotros en Pasteles Blankita, te esperamos. Y estamos para servirte.

“El Dulce Sabor Del Hogar”

 

Un rico pastel es la culminación de un gran amor y la delicada atención al arte que se debe, pensando sola y únicamente en la satisfacción de aquellas personas que lo van a disfrutar.

 

Nuestra historia tuvo su inicio en el año de 1960 en la hermosa ciudad de Valle Hermoso Tamps. Desde las instalaciones de su hogar, con solo sus dos manos mi abuela, Anabel Chapa de Maldonado, solitariamente se puso a formar la base que abrió el camino a lo que hoy en día ha logrado ser nuestro amado patrimonio de pastelerías. Y lo hizo jamás pensando que ella estaba sembrando la delicada semilla que con mucho amor hoy nos florece y nos lleva.

 

Años después mi madre, Blanca Alicia Maldonado de Garcia, la quinta de siete hijos, fué la que decidió seguir con la humilde tradición de mi querida abuelita. Al casarse en el año de 1980 se mudó al estado de Tamaulipas en Valle Hermoso Mèxico. Fue ahí, en Valle Hermoso, donde aún detrás de los años en 1981 nació el nombre de Pasteles Blankita. Con su nuevo nombre y con el paso de el tiempo, mi madre fué formando e implementando gran diferencia en sus pasteles. Experimentando con diferentes sabores de pasteles, mezclando y combinando sus diferentes recetas propias, hasta lograr perfeccionar los sabores que hoy en día se han llegado a conocer en nuestros establecimientos. Otro logro entre tantos que surgió a manos de mi madre, es la creación de su betún de cream cheese. Es uno de los ingredientes inigualables que nos distingue de las demás pastelerías, y sin duda una de las mayores razones por lo que somos visitados por nuestros clientes. La combinación de la delicada dedicación y los esfuerzos de mi madre es lo que empieza una gira que nos logra el reconocimiento por toda la República de México y el valle de Texas. Mi madre es la plena definición de lo que se puede lograr cuando uno tiene un sueño en su corazón y las ganas de lograrlo. Nuestras pastelerías jamás hubieran llegado a ser el patrimonio que somos hoy en día, sin sus talentos que nos han apoyado a lograr hasta lo imposible. Nuestra fama se debe, la mayor parte, a ella y todos sus esfuerzos. Te adoramos sin fin manita!

 

A lo largo de los años, rodeada de pasteles toda mi vida. Yo, Alejandra Garcia, la hija mayor de tres hermanos, decidí también seguir con la tradición familiar que tanto nos ha dado la  felicidad de servir a nuestro fiel y querido público. Con una desarrollada carrera de diseño en modas empezé hace cinco años desde mi casa también a hacer mis propias creaciones de ricos pasteles, igual a mi madre y a mí abuelita. Y ahora, gracias a todo a lo que se debe tengo mi propio establecimiento ubicado en la cuidad de Mission Texas. Gracias al trabajo de mi madre, sus 35 años de dedicación y experiencia, con su largo alcance por el valle de Texas empezamos Ella y yo juntas, con la misma dedicación de siempre, a darle mayor reconocimiento al nombre de Pasteles Blankita.

 

Lo que hacen nuestras sucursales de Pasteles Blankita una empresa fuerte, en parte, se debe a que todos manejamos nuestros establecimientos con las mismas metas en común. Somos una familia unida que vivimos solo para crear los mas deliciosos pasteles en cada sentido de la palabra. Mi hermana menor Ángela García, con el apoyo y asistencia de nuestro hermano Rodolfo García, se está posicionado con la ayuda de nuestra madre a tomar el control de nuestra sucursal en Valle Hermoso México.

 

Para concluir, pero definitivamente no dejando atrás, la historia de nuestra tradición familiar no sería completa sin también mencionar el nombre de el  hombre que ha sido nuestro pilar de fortaleza durante los largos años. Nuestro padre, proveedor, confidente, y fiel amigo de cada uno de nosotros, Rodolfo García. Sin el, no hubiéramos podido alcanzar las alturas que hemos llegado a tocar. Su fuerza, su inteligencia, su sabiduría, y su apoyo incondicional, han sido una parte integral en el crecimiento de Pasteles Blankita. Simplemente no nos quedan las palabras suficientes para dedicarle el honor que realmente se merece; infinitamente agradecidos por todo lo que hace por nosotros. Muchas gracias papá! Qué bonito en verdad es ser parte de una tradición, con una dedicación familiar, que no se compara con otra! Damos gracias a Dios por ser tan bendecidos, tan grandemente!

 

Desde ese destinado entonces en 1960, por tres generaciones, nos hemos dirigido con sola una meta en mente. De crear los pasteles que marcan la diferencia en el mundo de pasteles. Hemos logrado ser el patrimonio que sirve a nuestros clientes, no solo con el arte mas rico que uno a probado. Si no también, con la atención individual que cada uno de ellos se merece. Y lo hacemos todo con un cariño que nos nace desde lo más profundo de nuestros corazones. Y lo hacemos por tí.

 

 

 

Cuando saboreas uno de nuestros pasteles no solamente estas disfrutando del rico pastel. Estas disfrutando la culminación de generaciones de labor dedicados a lo nuestro. Con el solo fin de crear una magnífica obra, que le da nueva vida a tus cinco sentidos! El resultado, es algo que tienes que experimentar por tí mismo. Te aseguramos que el primer pastel no será tu último! Así es que ven a visitarnos a Pasteles Blankita a cualquiera de nuestros establecimientos y date la satisfacción de probar el dulce sabor del hogar!

 

 

Con mucho cariño, y de parte de todos nosotros en Pasteles Blankita, te esperamos. Y estamos para servirte.

“El Dulce Sabor Del Hogar”

 

Un rico pastel es la culminación de un gran amor y la delicada atención al arte que se debe, pensando sola y únicamente en la satisfacción de aquellas personas que lo van a disfrutar.

 

Nuestra historia tuvo su inicio en el año de 1960 en la hermosa ciudad de Valle Hermoso Tamps. Desde las instalaciones de su hogar, con solo sus dos manos mi abuela, Anabel Chapa de Maldonado, solitariamente se puso a formar la base que abrió el camino a lo que hoy en día ha logrado ser nuestro amado patrimonio de pastelerías. Y lo hizo jamás pensando que ella estaba sembrando la delicada semilla que con mucho amor hoy nos florece y nos lleva.

 

Años después mi madre, Blanca Alicia Maldonado de Garcia, la quinta de siete hijos, fué la que decidió seguir con la humilde tradición de mi querida abuelita. Al casarse en el año de 1980 se mudó al estado de Tamaulipas en Valle Hermoso Mèxico. Fue ahí, en Valle Hermoso, donde aún detrás de los años en 1981 nació el nombre de Pasteles Blankita. Con su nuevo nombre y con el paso de el tiempo, mi madre fué formando e implementando gran diferencia en sus pasteles. Experimentando con diferentes sabores de pasteles, mezclando y combinando sus diferentes recetas propias, hasta lograr perfeccionar los sabores que hoy en día se han llegado a conocer en nuestros establecimientos. Otro logro entre tantos que surgió a manos de mi madre, es la creación de su betún de cream cheese. Es uno de los ingredientes inigualables que nos distingue de las demás pastelerías, y sin duda una de las mayores razones por lo que somos visitados por nuestros clientes. La combinación de la delicada dedicación y los esfuerzos de mi madre es lo que empieza una gira que nos logra el reconocimiento por toda la República de México y el valle de Texas. Mi madre es la plena definición de lo que se puede lograr cuando uno tiene un sueño en su corazón y las ganas de lograrlo. Nuestras pastelerías jamás hubieran llegado a ser el patrimonio que somos hoy en día, sin sus talentos que nos han apoyado a lograr hasta lo imposible. Nuestra fama se debe, la mayor parte, a ella y todos sus esfuerzos. Te adoramos sin fin manita!

 

A lo largo de los años, rodeada de pasteles toda mi vida. Yo, Alejandra Garcia, la hija mayor de tres hermanos, decidí también seguir con la tradición familiar que tanto nos ha dado la  felicidad de servir a nuestro fiel y querido público. Con una desarrollada carrera de diseño en modas empezé hace cinco años desde mi casa también a hacer mis propias creaciones de ricos pasteles, igual a mi madre y a mí abuelita. Y ahora, gracias a todo a lo que se debe tengo mi propio establecimiento ubicado en la cuidad de Mission Texas. Gracias al trabajo de mi madre, sus 35 años de dedicación y experiencia, con su largo alcance por el valle de Texas empezamos Ella y yo juntas, con la misma dedicación de siempre, a darle mayor reconocimiento al nombre de Pasteles Blankita.

 

Lo que hacen nuestras sucursales de Pasteles Blankita una empresa fuerte, en parte, se debe a que todos manejamos nuestros establecimientos con las mismas metas en común. Somos una familia unida que vivimos solo para crear los mas deliciosos pasteles en cada sentido de la palabra. Mi hermana menor Ángela García, con el apoyo y asistencia de nuestro hermano Rodolfo García, se está posicionado con la ayuda de nuestra madre a tomar el control de nuestra sucursal en Valle Hermoso México.

 

Para concluir, pero definitivamente no dejando atrás, la historia de nuestra tradición familiar no sería completa sin también mencionar el nombre de el  hombre que ha sido nuestro pilar de fortaleza durante los largos años. Nuestro padre, proveedor, confidente, y fiel amigo de cada uno de nosotros, Rodolfo García. Sin el, no hubiéramos podido alcanzar las alturas que hemos llegado a tocar. Su fuerza, su inteligencia, su sabiduría, y su apoyo incondicional, han sido una parte integral en el crecimiento de Pasteles Blankita. Simplemente no nos quedan las palabras suficientes para dedicarle el honor que realmente se merece; infinitamente agradecidos por todo lo que hace por nosotros. Muchas gracias papá! Qué bonito en verdad es ser parte de una tradición, con una dedicación familiar, que no se compara con otra! Damos gracias a Dios por ser tan bendecidos, tan grandemente!

 

Desde ese destinado entonces en 1960, por tres generaciones, nos hemos dirigido con sola una meta en mente. De crear los pasteles que marcan la diferencia en el mundo de pasteles. Hemos logrado ser el patrimonio que sirve a nuestros clientes, no solo con el arte mas rico que uno a probado. Si no también, con la atención individual que cada uno de ellos se merece. Y lo hacemos todo con un cariño que nos nace desde lo más profundo de nuestros corazones. Y lo hacemos por tí.

 

 

 

Cuando saboreas uno de nuestros pasteles no solamente estas disfrutando del rico pastel. Estas disfrutando la culminación de generaciones de labor dedicados a lo nuestro. Con el solo fin de crear una magnífica obra, que le da nueva vida a tus cinco sentidos! El resultado, es algo que tienes que experimentar por tí mismo. Te aseguramos que el primer pastel no será tu último! Así es que ven a visitarnos a Pasteles Blankita a cualquiera de nuestros establecimientos y date la satisfacción de probar el dulce sabor del hogar!

 

 

Con mucho cariño, y de parte de todos nosotros en Pasteles Blankita, te esperamos. Y estamos para servirte.